Mi baño cero desperdicio

Todo empieza con una compra responsable y sin plástico, alimentos de temporada, locales, «feos» o, en el mejor de los casos cultivados por ti. Lo siguiente es cocinar con conciencia, valorando los alimentos, calculando bien las porciones. Finalmente, y después de disfrutar de una buena comida, queda por cerrar el círculo sin dejar desperdicios: restos de alimentos al compost y limpieza con productos respetuosos (vinagre y bicarbonato son los mejores aliados de una cocina sostenible).

Tiramos 1/3 parte de la comida que producimos y aún así, irónicamente se dice que no producimos comida suficiente para alimentar a toda la población mundial… Algo esta mal en esta ecuación ¿no crees?

La Cocina Sin Desperdicios o Cocina Zero Waste se basa en hacer un uso responsable de los alimentos reduciendo el desperdicio al máximo, usando «residuos» como ingredientes de un nuevo plato y disminuyendo el impacto de los procesos.